Strands_CEO_Erik_Brieva.jpg

FinTech Pulse

← Blog Home

“Los bancos nunca serán una compañía de software como dice BBVA”

kantox entrevista a erik brieva

En una escena Fintech cada vez más saturada, encontrar puntos de vista originales  empieza a ser una misión casi imposible. Afortunadamente, hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Erik Brieva, CEO de Strands, y voz de una de las empresas con más proyección de este ecosistema.

Especialmente interesante es su visión sobre las partnerships entre Fintech y bancos o su perspectiva sobre cómo estos últimos se encuentran en un “sandwich”, amenazados tanto por estos nuevos actores, como por gigantes tecnológicos como Google, Amazon y compañía.

Leo en vuestro perfil de twitter que os definís como “The FinTech partner for banks”. Parece que los tiempos están cambiando en esta joven industria.

Efectivamente, muchas de las Fintech de éxito actuales fueron creadas en su momento con la intención de competir con la banca por un mismo segmento de clientes –especialmente las B2C- a través de la creación de productos nuevos y de la mejora de los ya existentes. Pero ya empezamos a ver algunos ejemplos de partnerships entre actores nuevos y tradicionales, así que es muy posible que el mensaje de muchas Fintech evolucione en esta línea.

Por la naturaleza de nuestros servicios, nosotros nos posicionamos directamente como una fintechaliada de los bancos. Es decir, nuestra especialidad reside, no en competir, sino en ayudar a los bancos a dar un salto cualitativo a sus bases tecnológicas, permitiéndoles llevar a cabo más fácilmente la transformación de modelo de negocio que el mercado está demandando.

Erik_Brieva_3_copy.jpg

Entiendo entonces que este “salto cualitativo” en términos tecnológicos va más allá de una mera mejora del digital front-end y de la user experience (UX) de los productos financieros.

Por supuesto, nuestro core product es una tecnología de gestión financiera (money management)basada en el Big Data y el Machine Learning.  Al final, nuestro objetivo es estudiar, comprender y segmentar mejor a los consumidores a través de: 1) la gestión y el análisis de cantidades ingentes de datos transaccionales que registran los bancos; y 2) de la aplicación de técnicas de machine learning para procesar esos datos y ofrecer más y mejores productos y servicios.

Así ganan los dos, tanto el banco como el cliente final. Éste último obtiene un servicio más sofisticado y transparente, que le ayuda a conocerse mejor y le permite tomar decisiones financieras de un modo más independiente, optimizando lo que puede adquirir con su dinero. El banco por su parte, al conocer de forma personalizada a cada uno de los clientes, puede darles un trato más acorde a sus necesidades, lo que permite fidelizarlos y acaba impactando en el negocio del banco.

¿Consideras un desafío que los denominados challenger banks -Mondo, Atom, Starling, etc.- estén apostando por el desarrollo in-house?

Por mi experiencia, si bien es posible que muchos de estos nuevos actores -incluyendo algunos de los mencionados-  tengan la mayor parte de su desarrollo in-house –especialmente el product management- , parte de su tecnología también la subcontratan. De hecho, Strands está trabajando para algunos de los que mencionas. Al fin y al cabo, esto ha ocurrido históricamente en los bancos tradicionales, es decir, un mix entre la gestión in-house del product management y la integración con tecnologías más estandarizadas y empaquetadas que compran a proveedores de software.

Entiendo, por tanto, que tampoco ves a los bancos tradicionales desarrollando la totalidad de dichas tecnologías en sus propios departamentos de IT.

Escuché hace poco al CEO del BBVA anunciar públicamente que en el futuro BBVA será una empresa de software. Yo discrepo. Creo que es más bien una maniobra de marketing que una realidad. Entre otras razones porque los propios equipos de desarrollo de los bancos no tienen las metodologías ni la dinámica de una empresa de software. En otras palabras, para que dichos departamentos técnicos se comporten como una gran empresa de software, lo que tendrían que hacer es comprar una gran, o varias, empresas de software.

Todos conocemos ejemplos de grandes empresas, por ejemplo consultoras e integradoras de sistemas, con cientos de ingenieros brillantes con ideas fantásticas, que tratan de desarrollar un software y no consiguen que tenga un comportamiento estándar, que se pueda operar después también de forma estándar, que se pueda mantener y evolucionar al ritmo que demanda el mercado. Esto es lo que hacemos muy bien los fabricantes puros de software como Strands.

¿Y ves factible que a corto/medio plazo veamos partnerships entre bancos y empresas Fintech que a día de hoy compiten por el mismo segmento de clientes –tanto B2B como B2C-?

En el caso de Strands eso es una realidad, más que una relación cliente-proveedor, nosotros establecemos un vínculo como partners de los bancos. El banco está interesado, por una parte, en mejorar, innovar, adquirir rápido una tecnología que parece que despunta en el mercado -y que les costaría mucho más tiempo, dinero y esfuerzo en desarrollar por sí mismos-, y por otra, que esa tecnología evolucione a la velocidad del mercado porque también se enriquece de su adopción por parte de otros bancos y players del mercado. Además, de esa manera, las nuevas Fintech no compiten con el banco sino que le ayudan a competir.

Por otra parte, las Fintech cuentan con la tecnología y el modelo de negocio, pero necesitan cash, y por tanto necesitan canales para llegar a mercado y clientes. Y eso es lo que les da el banco. Creo que es una simbiosis lógica.

erik.jpg

¿Crees que se puede extrapolar el tipo de relación que vosotros tenéis con los bancos a otras empresas Fintech?

Compañías B2B de nuestro perfil somos consideradas por los bancos como proveedores de tecnología como marca blanca -empresas de software que trabajan para ellos-. Al no competir directamente, podemos mantener la independencia cuando hacemos un partnership, por lo que asociarnos con diversas entidades financieras puede ser un valor positivo para ellas, en términos de una mayor experiencia, puntos de vista diferentes, evolución e innovación tecnológica y de negocio.

Pero en el caso de las fintech B2C, que compiten con los bancos por el mismo consumidor final, ya sea particular o empresa, sería más difícil establecer un modelo de partnership con los bancos. Por ejemplo, no me extrañaría que en el caso de las B2C, los primeros bancos partners pusieran condiciones para que no se establezcan relaciones similares con otros bancos competidores.

En resumen, creo que para llegar a tener un partnership no es una cuestión tanto de tecnología o servicio, sino de modelo de negocio.

Nuestro CEO, Philippe Gelis, escribió recientemente acerca de por qué los bancos deberían ofrecer cuentas DEMO a sus clientes antes de adquirir sus productos. ¿Ves factible esta posibilidad a corto plazo?

Creo que es una muy buena idea que los bancos hoy no están empleando. En ocasiones, les hemos propuesto que ofrezcan nuestro propio producto estándar en modo demo a sus usuarios –incluso antes de entrar en una integración más personalizada con o más profunda (seamless) con sus servicios actuales- para que los bancos puedan aprender de los consumidores.

Al final se trata de usar la metodología lean (véase lean startup), es decir, no hacer un gran desarrollo del producto desde el principio, sino poner un mínimo producto viable (MVP) a disposición de los usuarios, ir probando sobre la marcha, y ver cómo lo usan para aprender del cliente. A partir de ahí ya se puede decidir si añadir mayores funcionalidades o escalar a mayor niveles de integración. Eso mismo aplicado a los propios productos bancarios sería lo más lógico.

Deduzco por vuestro producto, que la interacción con el usuario tenderá a ser plenamente digital. ¿Crees, sin embargo, que las sucursales físicas todavía tendrán un papel relevante?

Sinceramente, yo no les veo futuro, al igual que le ocurrirá al dinero en efectivo (billetes y monedas). Piensa que, por muy complejo que sea el producto, cada vez se le pondrán las cosas más fáciles a los usuarios.  Ejemplo de ello son los robo-advisors actuales. Nosotros desde Strands estamos trabajando en una línea, parecida a estos robo-advisor, donde desmenuzamos la información para que sea él mismo el que, de una forma sencilla, pueda tomar todas sus decisiones financieras. ¿Cómo se traduce esto? Por ejemplo, a través de dar la oportunidad a los usuarios de simular distintos escenarios sobre cómo quedaría, por ejemplo, su cartera de inversores, de forma que podrán tomar sus decisiones de un modo mucho más independiente.

Centrándonos en la evolución de la industria Fintech, vemos como gigantes tecnológicos como Google, Apple, Facebook o Amazon han comenzado a coger tracción, especialmente en el ámbito de los pagos. ¿Crees que acabarán entrando en otras áreas de las finanzas?

Definitivamente sí, incluso ofreciendo todas las gamas de servicios financieros que ofrece un banco. Esto ha pasado toda la vida, mira el caso de Wells Fargo, una empresa que transportaba paquetes de un lado a otro de EEUU y que ahora es el banco más grande del mundo por market cap.

Esto es algo natural para empresas con una gran base de clientes. Otro ejemplo es el de Amazon, que poco a poco va añadiendo más servicios para tener al cliente más cautivo de sus productos. Pero esto va más allá del mundo financiero. De nuevo, Amazon ya no solo vende productos, ahora es una tienda de tiendas, y además es uno de los proveedores de tecnología más importantes del mundo. Sin ir más lejos, recientemente le ha ganado un concurso a IBM para gestionar todo el IT de la CIA. ¿Una tienda de libros?

Volviendo a la banca, justamente hace unos meses publiqué un artículo llamado “Banking Sandwich“, explicando que efectivamente, los bancos tradicionales se ven amenazados tanto por las Fintech por una parte, como por los grandes gigantes tecnológicos por otra. Esto es una gran amenaza hoy para las instituciones financieras, pero los bancos más espabilados lo sabrán convertir en una gran oportunidad transformando sus modelos de negocio, tal vez convirtiéndose también en gigantes de internet multisectorial, o en grandes retailers de productos no solamente financieros, o realizando una integración vertical en otro sector determinado.

Leer 

Topics: FinTech, banco digital, BBVA, Transformacion digital

Author: Nicole Harper, Content Manager on Sep 9, 2016

Find me on:

Subscribe to Email Updates

Posts by Topic

see all

Recent Posts